Perros

Cómo ir de vacaciones de verano a la playa junto a tu perro

Siempre hemos planificado nuestras vacaciones para que salga lo mejor posible, cuando tenemos mascotas, esto requiere de una mejor planificación para que el viaje sea agradable para todos los miembros de la familia, incluyendo tu perro.

Cómo ir de vacaciones de verano a la playa junto a tu perro

Antes de salir de vacaciones con tu perro hay que sentarse a planificarlo de la mejor manera, ya que no es lo mismo salir nosotros solos que acompañados de una mascota, para que puedas tener el mejor viaje te daremos algunos consejos para hacerlo.

Alojamiento: esto es muy importante, en la mayoría de los lugares no aceptan perros, esto afortunadamente ha ido cambiando y ya son muchos los sitios que se han vuelto “Dog Friendly” por lo cual tu mascota puede pasar la noche tranquilamente.

Cómo ir de vacaciones de verano a la playa junto a tu perro

Equipaje: aunque no lo creas, tu perro requiere de su propio equipaje para el viaje, donde tienes que incluir su alimentación habitual, su bebedero, comedero, algún juguete, snacks compensatorios, bolsas para recoger sus excrementos, cepillo, gel, correa, collar y bozal.

Desplazamiento: esto dependerá de qué tan largo es el trayecto a recorrer, pero siempre debe ser usando su trasportín, uno lo suficientemente espacioso para que el pueda dar vuelta cómodamente, debes hacer paradas periódicamente para que estire sus patas, haga sus necesidades, beba agua y pueda comer.

Cómo ir de vacaciones de verano a la playa junto a tu perro

En la playa: una vez que estén en la playa no debes perderle la vista de tu mascota, ya que a otros bañistas puede molestar la presencia de perros en la playa, por lo que tienes que escoger una donde este permitido el acceso a mascotas.

Durante las horas de mayor exposición del sol tienes que usar un protector solar especial para perros – nunca uses el de humanos con ellos – y colócale protectores de almohadillas para evitar quemaduras, asegura que tenga una sombre donde descansar y su bebedero con suficiente agua limpia y fresca

Al salir de la playa verifica si existe servicio de duchas e intenta eliminar el exceso de sal y arena antes de llegar al sitio donde se están alojando para evitar que su piel sufra de resequedad, una vez que lo logres, con ayuda de una toalla seca muy bien su pelaje, prestando atención a sus patas y orejas.

Sabrina Cedeño

Cocinera de alma. Amante de las cosas ricas, el buen vino y música suave de fondo.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias