Gatos

Trucos para alimentar a un gato recién nacido

Lo mas recomendable es que siempre los gatitos se alimenten de la leche que le suministra su madre, en caso que la madre no pueda hacerlo, te vamos a dar algunos trucos para que puedas alimentarlos.

Trucos para alimentar a un gato recién nacido

Esto no es una tarea fácil de hacer, requiere de mucha paciencia, constancia, tiempo y ser muy responsable ya que no pueden consumir cualquier tipo de alimentos, en caso que te encuentres una camada de gatitos abandonados o la madre no pueda alimentarlos, tendrás que hacerlo tu.

No tienes porque entrar en pánico, no es una tarea fácil de hacer, pero tampoco es imposible, así que puedes volver a respirar, para ayudarte a alimentarlos te vamos a dar 5 consejos de cómo alimentar a un gato recién nacido.

Trucos para alimentar a un gato recién nacido

Fórmula adecuada: tienes buscar una fórmula que sirva para reemplazar la leche materna, las fórmulas de leche en polvo de reemplazo viene indicada para alimentar a las crías recién nacidas y evitar diarreas o indigestión, consulta con el veterinario cuál es la mejor opción.

Prepara bien la fórmula: sigue las instrucciones establecidas por el fabricante de la leche, normalmente consiste en diluir una cantidad de polvo en agua templada, 2 o 3 grados por encima de la temperatura ambiente, no más.

Coloca al gatito en la postura correcta: siempre debe estar acostado boca abajo, con la cabeza ligeramente inclinada hacia arriba, puedes colocar gatito sobre una toalla y ofrecerle el biberón.

Trucos para alimentar a un gato recién nacido

No uses jeringas: es totalmente necesario utilizar un biberón especial para los felinos, no uses jeringas ni otros métodos, ya que podrían causar una neumonía por aspiración.

Sé paciente: es normal que el felino rechace la lechey el biberón en los primeros días, sobre todo si estaba acostumbrado a tomar la leche de su madre, pero no te rindas, sigue ofreciendo reiteradamente hasta que lo acepte

Las gatitos menores de 4 semanas hay que alimentarlos cada 3 horas y cada una debe defecar y orinar después de la comida, si no hace sus necesidades por si solo, se puede hacer una suave estimulación sobre su pancita, con movimientos circulares en sentido de las agujas del reloj, si no hay reacción, se debe acudir al veterinario.

Sabrina Cedeño

Cocinera de alma. Amante de las cosas ricas, el buen vino y música suave de fondo.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias