Curiosidades

Te contamos 6 datos asombrosos sobre los elefantes africanos

Los elefantes son unos verdaderos ingenieros de los ecosistemas, desempeñan un papel muy importante en los hábitats donde viven y ayudan a mantener el equilibrio en los ecosistemas que comparten con otras especies. Y aunque los elefantes son originarios de África y Asia, tienen un importante significado cultural y simbólico alrededor del mundo. Sobre todo, en las religiones.

Te contamos 6 datos asombrosos sobre los elefantes africanos

Actualmente, se están llevando a cabo muchísimas campañas que se están enfocando en salvar al mamífero terrestre más grande del mundo de ambos continentes, debido que, de un tiempo para acá, se ha llevado a la voz pública que están próximos a extinguirse. Esto es algo que debe evitarse a toda costa para mantener la fauna salvaje de la mejor manera posible, ¿no crees?

Las organizaciones trabajan con las personas que están en el campo cuidando a los animales salvajes, así como con los gobiernos y las comunidades locales para acabar con la caza furtiva, reducir los conflictos entre los humanos y los animales y mejoras las relaciones entre las especies que habitan el planeta Tierra. Para poder llevar a cabo estas importantes tareas, se deben conocer las especies a cuidar. Es por ello que te traemos estos datos y curiosidades acerca de estos elefantes. Sigue leyendo para saber más!

  1. ¿Por qué los elefantes asiáticos son diferentes de los africanos? Existen más de 10 características físicas que diferencian a los elefantes asiáticos de los africanos. Una de ellas corresponde a que los elefantes asiáticos son más pequeños que los africanos y sus orejas son rectas en la parte inferior, a comparación de las grandes orejas en forma de abanico de las especies africanas. Asimismo, hay un poco cantidad de elefantes machos asiáticos que tienen colmillos, mientras que los elefantes africanos, tanto machos como hembras, sí los poseen. También, es importante señalar que existen dos especies de elefantes en el continente africano: el elefante de la sabana y el elefante del bosque, con una serie de características que los hacen distintos. Los asiáticos poseen todos características similares.
  2. ¿Qué hay de sus colmillos? Los colmillos del elefante son en realidad dientes que se extienden más allá de su boca. Están conectados al cráneo y tienen terminaciones nerviosas, al igual que nuestros propios dientes. Una vez que un colmillo se rompe, daña o quita, se queda así, por lo que no es posible que vuelvan a crecer. Para los adultos a los que les sucede esto, existen las coronas que simulan dientes de verdad, pero para los elefantes esto no existe.
  3. ¿Cuántas veces se pueden reproducir y cuánto tiempo tarda? Los elefantes tienen el período de gestación más largo que cualquier otro mamífero: 22 meses. Las hembras dan a luz cada cuatro o cinco años. Las manadas de elefantes tienen complejas estructuras sociales, están encabezadas por matriarcas y se componen de grupos de hembras adultos y crías, mientras que los elefantes macho suelen vivir aislados o en pequeños grupos de solteros.
  4. ¿Por qué están en peligro de extinción? Hoy en día, la amenaza más grande para los elefantes africanos es la caza furtiva. Esto es el principal problema que las distintas organizaciones a nivel mundial están enfrentando, debido a que alimenta al tráfico ilegal de marfil. Asimismo, la mayor amenaza para los elefantes asiáticos es la pérdida de hábitat y el consecuente conflicto entre humanos y elefantes que esto genera.
  5. ¿Cómo está formada su trompa? La trompa de un elefante cuenta con alrededor de 40,000 músculos. El humano, por ejemplo, tiene más de 600 músculos en todo su cuerpo. Los elefantes utilizan sus trompas para succionar y beber agua, recoger objetos, emitir sonidos de alerta y saludarse entre sí. Son muy importantes para ellos, porque de no tenerla, el simple hecho de nutrirse de agua y alimentarse significaría un problema y podrían fallecer muy rápidamente.
  6. Son los únicos animales que, al parecer, sienten compasión y velan a sus muertos. Si alguno está enfermo, tratan de curarlo; si muere, tratan de revivirlo y, si no se puede, cavan un hoyo en el que depositan el cuerpo y lo cubren con tierra.

Constanza De Sousa

Copywriter, creative editor and content creator+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias